¿Qué hacemos en una sesión de Registros Akáshicos?

11:00

Algunas veces hemos leído sobre los Registros Akáshicos, pero no sabemos a efectos prácticos en qué se traduce una sesión, qué sucede y qué tenemos que hacer. De esto quiero hablaros en este artículo. 

Os diría que lo único por lo que tenéis que preocuparos es de traer vuestras preguntas bien en la memoria, o apuntadas en un papel, expresadas de forma clara y concisa. Pueden ser 4 o 5 preguntas, temas específicos que nos preocupen. No tienen por qué estar relacionados entre sí, aunque muchas veces se da el caso en el que todas están interconectadas o tienen un mismo origen común. En realidad, no hace falta nada más. Estas preguntas tienen siempre que ir dirigidas en un "cómo" o un "por qué" o "de qué manera". Debido a que la finalidad de una lectura de registros es el autocrecimiento personal, evitaremos efectuar preguntas que respondan a un "sí" o "no" o que nos proporcionen datos demasiado concisos como fechas, números o palabras exactas. Debe ser algo que nos afecte en nuestra etapa actual de la vida y nos preocupe cómo resolverlo. Yo siempre digo que no se trata de una lectura de tarot, sino de conectar con nuestros maestros para indicarnos el camino y aclararnos el por qué de algunas situaciones que vivimos repetidamente. 
Nuestros maestros, antepasados, la gente que hemos querido, TODOS vibran en la misma frecuencia: la de querer lo mejor para nosotros, la de la armonía del ser. La persona leída, ausente de todo prejuicio, debe permanecer lo más tranquila posible, relajada. Es posible y a menudo sucede, que durante la sesión, afloren nuestros sentimientos más encriptados y se suelten muchas emociones, pero el ritmo y el fluir de la sesión, poco a poco irán transmitiéndonos serenidad y acabaremos con la sensación de tener un poquito más de claridad. Si es necesario se hace un pequeño reequilibrio de chakras a través del Reiki. Antes de empezar, el lector, hace una pequeña invocación para abrir los registros de la persona, y que los guías espirituales de la persona que se va a hacer la lectura nos den la información que necesitamos. Es muy importante que se entienda que el lector es simplemente una canalización. No estamos hablando de tú a tú, sino a través de mí. A continuación, cuando el lector lo pide, se expresan en voz alta las preguntas y estas son repetidas por la persona que está haciendo la lectura. La respuesta puede no llegar automáticamente y ser necesario repreguntar al leído. Poco a poco veréis que pronto se descubre la verdadera esencia de las cosas y cuando esto se experimenta, se entra en otro estado de consciencia que dan respuesta a estas dudas, a estas preguntas y siempre son respuestas que ayudan al consultante. Se escuchará lo que realmente le va a ayudar, no lo que él quiera escuchar, pero esto no quiere decir que las respuestas perjudiquen emocionalmente al que está siendo leído, sino todo lo contrario, las respuestas siempre vendrán de forma amorosa, pudiendo a veces estar relacionadas con linajes anteriores o incluso formas de vida pasadas.

También podría gustarte

0 comentarios

Sígueme en twitter