¿Funciona el Reiki a distancia?

3:26

 


Seguramente muchos estaréis pensando que se trata de hacer sesiones de Reiki por Zoom o por videollamada, pero se trata de un error. El Reiki a distancia ya existía antes de los tiempos de internet y las nuevas tecnologías.

Hoy os voy a explicar en qué consiste el Reiki a distancia, sus beneficios y por qué no es necesario que esté presente la persona (sí, en serio, no es necesario).

Al contrario de otras terapias, el mandar Reiki a una persona a la que deseamos su curación, es posible sin que esté presente. Esto ocurre cuando la persona no puede asistir porque está impedida por una enfermedad o intervención quirúrgica, porque vive muy lejos o ahora, en tiempos de pandemia, son muchas las personas que necesitan o solicitan Reiki a distancia. 

Como siempre, lo primero de todo y no poco importante, es pedir permiso para poder enviarle la energía sanadora. Si el Reiki va dirigido hacia nosotros mismos, no habría problema por hacerlo directamente, pero siempre, cuando se trata de otro, tenemos que contar con su permiso. Existen varias maneras de realizar el Reiki a distancia. Vamos a verlas:

1. Fotografía. Con una fotografía de la persona a la que va dirigida nuestra energía, se le realizará Reiki como si esa persona estuviese con nosotros.

2. Objeto (almohada, muñeco). De esta forma proyectamos la energía hacia el objeto, visualizando todas las partes de su cuerpo. 

3. Escritura. Escribiendo nombres y apellidos en un papel, podemos hacer Reiki a una o varias personas.

Bajo mi punto de vista, la opción de usar un objeto es para mí mucho más visual y más representativa, pero todas son igualmente válidas.

La persona que recibe Reiki debe estar en un lugar donde no sea molestada, donde pueda relajarse completamente. A poder ser tumbada y cubierta con una manta, ya que al recibir Reiki la temperatura corporal disminuye; además si se queda dormida (lo cual no es nunca un impedimento para recibir la energía) también notaremos más frío. Los accesorios opcionales para conseguir la relajación pueden ser una música suave, unas velas, incienso o todo aquello con lo que se sienta más tranquila. Debe asegurarse que en el tiempo que dure la sesión no sea molestada por nadie y que no sea despertada.  

La sesión transcurrirá de manera idéntica como si estuviera con nosotros. 

Cuando hablamos de Reiki a distancia, también nos referimos al Reiki que podemos aplicar sobre un momento de nuestro pasado, a una situación concreta, a un momento futuro o a otro lugar. Imaginemos que con 8 años tuvimos un momento traumático. Bien, antes de decir "espera, ¡tú no puedes cambiar el pasado!". Obviamente no, pero podemos tratar el trauma resultante. Si con 8 años ese trauma te produjo un bloqueo emocional, ayudándonos del Reiki a distancia podemos hacer que las consecuencias se alivien o incluso podamos verlo desde otro punto de vista y aprender de esta situación.

La teoría de que el espacio y el tiempo no existen es ampliamente defendida por el Reiki a distancia, por tanto, sí podemos influir en el pasado o en el futuro ya que actualmente no son reales.


 

También podría gustarte

0 comentarios

Sígueme en twitter