Acerca de mí


 















Mi nombre es Joana Fernández y nací en Sabadell, aunque ahora resido cerca del mar, en la bella ciudad de Barcelona.
Desde muy joven he sentido una gran curiosidad por el mudo de las emociones, tanto en humanos como 
en animales. Supongo que el hecho de tener una especial sensibilidad hacia la energía que desprenden, 
me ha hecho querer entender qué nos aportan, cómo gestionarlas, de dónde provienen, etc. Así que hubo 
un momento en que tuve claro que mi vocación no era otra sino ayudar a los demás. Ayudarles a hacer 
más fácil encontrar sus propios caminos para que llevaran una vida más plena, más feliz a través de la
comprensión y de la aceptación. Descubrí que en realidad todo era más simple: se trataba de acompañar 
en la vida a quienes están comprometidos en crear su destino para conseguir sus metas de una manera 
más saludable y calmada.
Al margen de mis estudios como mi incorporación a la UOC para estudiar el Grado de Psicología, me 
he formado en Dietética y Nutrición en una escuela naturista y en mi afán con conectar con mi vocación, 
me decidí por certificarme en Reiki Usui para luego formarme en Mindfulness por el método de la 
Universidad de Massachusetts y finalmente en la Lectura de Registros Akáshicos.
Apasionada por el desarrollo personal, combino todas estas herramientas para lograr un impacto positivo
sobre las personas.

¿Cómo llegué a los Registros Akáshicos?

Después de indagar en diferentes terapias como la terapia de polaridad, las constelaciones familiares, el  
mundo de los sueños y el Reiki, me di cuenta en esta búsqueda, de que existe una parte de nosotros
inexcusablemente vinculada a un pasado, de la cual hay que desprenderse de manera consciente. Este
pasado lo arrastramos con nosotros sin darnos cuenta y sin pararnos a observarnos. Sin ni siquiera
preguntarnos qué es lo que nos hace actuar así. Todos estamos conectados a una especie de "fuente"
universal o Akasha donde existe una memoria universal a la que podemos acceder haciendo uso de los
planos más elevados de la conciencia. A veces nos resistimos por miedo o por desconocimiento y otras
muchas para de alguna manera, honrar a nuestros antepasados. Accediendo a ella, podemos descubrir
por qué repetimos enfermedades, patrones de conducta, enamoramientos que no llevan a ninguna parte o
simplemente por qué sentimos un rechazo inexplicable hacia algo en concreto.

Descubre que la felicidad es real y que si somos consecuentes con nosotros mismos:
pensamos-sentimos-decimos-actuamos de manera armónica, se puede hacer frente a cualquier propósito
que nos depare la vida. Que solo nosotros tenemos el poder y la responsabilidad de encauzar todas
nuestras acciones de manera consciente hacia lo que realmente deseamos.

¿Quieres saber más? Pulsa aquí si quieres enviarme cualquier duda que tengas a mi correo 😊

Sígueme en twitter

Artículo del mes